CANARIO LUNA – Brindis por Pierrot (en vivo)

El Canario nacido en el barrio Villa Española, comenzó a subirse a los tablados a la edad de 12 años.​ De familia humilde, trabajó desde pequeño como canillita, lustrabotas y vendedor de lotería. En sus inicios artísticos integró una comparsa llamada “Guerreros Africanos”, y participó en diversos grupos de humoristas como “Negros Melódicos” y “Jardineros de Harlem”. Integró la murga “Los Pichones de Antaño”, “Los Saltimbanquis”, “La Milonga Nacional”, entre otras. Alcanzó la fama con la murga “Falta y Resto”, de la cual fue uno de los fundadores a principios de la década de 1980.​ Desde 1966 era conocido por su apodo, “Canario”, ya que este fue el nombre de un personaje que interpretó en el concurso de Carnaval de ese año, en la Murga “Don Timoteo”.

También fue vendedor de Coca Cola en el Estadio Centenario con Eugenio Pérez uno de los primeros en vendedores de Montevideo Refrescos, comunicando al Canario formas de entonar y estimular su voz en las tribunas del Estadio, para lograr una voz inconfundible. Nunca se definió como un artista profesional, mencionando en varias oportunidades: “yo no canto, grito” y que esta actividad era “una changa pa’ comer con aceite”. También manifestó: “Nunca fui un profesional, siempre uno del montón. Cuando hago un espectáculo quiero que la gente se divierta.”

En 1985 el conocido músico Jaime Roos lo convoca para grabar la canción «Brindis por Pierrot», que se incluiría en el disco homónimo, junto también a la murga Falta y Resto. También realizó actuaciones con Tabaré Cardozo, “Pitufo” Lombardo, Alejandro Balbis, los hermanos Hugo y Osvaldo Fattoruso, Jorge Lazaroff, El Sabalero y Raúl Castro, entre otros. Participó de las murgas hasta el año 2000, cuando integró la murga “La Clarinada”. En el año 2004 ensayó con la murga “La matinee”, incluso dió la prueba de admisión con ellos, pero luego “El Canario” decidió no salir, y retirarse del carnaval.​

No lo vieron a Molina
Que no pisa más el bar
Dónde está la Gran Muñeca
Que no trilla el bulevar
Esta noche es de recuerdos
Este brindis por Pierrot
Volverás Mario Benítez
Con tu Línea Maginot
Qué será de los porteños
Ocupando el Liberaij
Qué dirá La Nueva Ola
Empapada de champán
Esta noche es de recuerdos
Este brindis por La Unión
Ahí estás Martíncorena
Escuchando esta canción
Me voy
Como se han ido tantos
Que el recuerdo disfrazó de santos
Y su historia se ha vuelto ilusión
Descubro
El dejo de amargura
Que ni la mejor partitura
Le pudo marcar a mi voz
Se va
Como se han ido tantos
Carnaval le regaló su manto
Su estampa se vuelve canción
Se han ido
Soplando candilejas
Esta noche no tengo ni quejas
Sin embargo el que llora soy yo

No se acuerdan de la Bruta
Con Pianito en su lugar
No me olvido más del Ñato
Imitando a Dogomar
Esta noche es de recuerdos
Este brindis por Pierrot
Quedan pocos Sabaleros
Aguantando el mostrador
Te estoy viendo a vos Benítez
En las páginas del Ring
Ni que hablar de un Picho López
Recostado en un casín
Esta noche es de recuerdos
Este brindis por Zelmar
No lo vieron a Molina
Que no pisa más el bar
Me voy
Me voy me vivo yendo
Esta noche me hizo vista el tiempo
En las copas me dieron changüí
Me llevo
Como un capricho burdo
La esperanza escondida en el zurdo
Que el Diablo se apiade de mí
Se va
Se va se siguen yendo
Cuesta abajo lo sacude el viento
Como hojas de un sueño otoñal
Levanto
Mi vaso por las dudas
A veces la suerte me ayuda
Nadie golpea al zaguán
Oigan al payaso que canta
Cuántas penas en su garganta
Junto a su copa de licor
Solo
Esta noche no tengo ni tumba
Sin embargo el que canta soy yo
Miren al Pierrot callejero
De la noche fiel compañero
En su mejilla un lagrimón
Brilla
Le ha tocado pasarse la vida
A solas con su corazón
Te largan a la cancha
Sin preguntarte si querés entrar.
Por si fuera poco, de golero;
Toda una vida tapando agujeros.
Y si en una de esas salís bueno,
Se tiran al suelo y te cobran penal
Oigan al payaso que canta
Cuántas penas en su garganta
Junto a su copa de licor
Solo
Esta noche no luce su ropa
Sin embargo le llaman Pierrot
Miren al Pierrot callejero…
No sentiste, Viruta a los muchachos? Dicen que ando solo, qué saben ellos…
Ellos no saben que siempre al lado mío está el niño Calatrava,
Raviol, que se nos fue hace poco.
A solas sí… a solas pero viviendo la vida, gozándola…

Composición: Jaime Roos

Bajo Licencia MMG ©

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s